El Anticristo


            La Escritura dice mucho con respecto al individuo que aparecerá en el tiempo del fin como cabeza de las potencias gentiles en su federación de diez reinos. Su persona y su obra se presentan en Ezequiel 28:1-10; Daniel 7:7-8, 20-26; 8:23-24; 9:26-27; 11:36-45; 2 Tesalonicenses 2:3-10; Apocalipsis 13:1-10; 17:8-14. Una síntesis de las verdades de estos pasajes revelará los siguientes hechos con respecto a sus actividades.

1.        Aparecerá en la escena “al final” de la historia de Israel. (Daniel 8:23).

2.        No aparecerá sino cuando el día de Señor haya comenzado. (2 Tesalonicenses 2:2).

3.        Su manifestación está siendo impedida por “el que detiene”. (2 Tesalonicenses. 2:6-7).

4.        Esta aparición estará precedida por una separación. (2 Tesalonicenses 2:3), que podrá ser interpretada como un alejamiento de la fe o como una partida de los santos para estar con el Señor (2 Tesalonicenses 2:1).

5.        Será un gentil. Por cuanto él sube del mar (Apocalipsis 13:1), y por cuanto el mar representa a las naciones gentiles (Apocalipsis 17:15), tiene que ser de origen gentil.

6.        Surgirá del imperio romano, por cuanto será un gobernante del pueblo que destruyó a Jerusalén (Daniel 9:26).

7.        El será la cabeza de la forma final del dominio gentil mundial, por cuanto será como leopardo, un oso, y un león (Apocalipsis 13:2) (Comp. Daniel 7:7-8, 20, 24; Apocalipsis 17:9-11). Como tal será un líder político. Las siete cabezas y los diez cuernos (Apocalipsis 13:1; 17:12) estarán confederados bajo su autoridad.

8.        Su influencia será mundial, por cuanto reinará sobre todas las naciones (Apocalipsis 13:8) Esta influencia proviene de la alianza que hace con otras naciones (Daniel 8:24; Apocalipsis 17:12).

9.        El eliminará tres gobernadores en su surgimiento al poder (Daniel 7:8, 24). Uno de los reinos sobre los cuales tendrá autoridad habrá sido revivido, por cuanto una de las cabezas, que representa a un reino o a un rey (Apocalipsis 17:10), habrá sido sanada (Apocalipsis 13:3).

10.    Su surgimiento se producirá mediante su programa de paz (Daniel 8:25).   

11.    Personalmente se caracterizará por su inteligencia y persuasiva (Daniel 7:8, 20; 8:23) y también su sutileza y astucia (Ezequiel 28:6), de manera que su posición sobre las naciones será por consentimiento propio de ellas (Apocalipsis 17:13).

12.    Él gobernará sobre su federación de naciones con absoluta autoridad (Daniel 11:36). Se señala que hará su propia voluntad. Esta autoridad se manifestará mediante el cambio de las leyes y costumbres (Daniel 7:25).

13.    Su principal interés estará en la fuerza y el poder (Daniel 11:38).

14.    Como cabeza del imperio confederado, hará un pacto de siete años con Israel (Daniel 9:27), que será quebrantado después de tres años y medio (Daniel 9:27).

15.    Introducirá un culto idolátrico (Daniel 9:27) en el cual se establecerá así mismo como dios (Daniel 11:36-37; 2 Tesalonicenses 2:4; Apocalipsis 13:5).

16.    Tendrá las características de un blasfemo, debido a que asumirá la deidad (Ezequiel 28:2; Daniel 7:25; Apocalipsis 13:1, 5-6).

17.    Este hombre será vigorizado por Satanás (Ezequiel 28:9-12; Apocalipsis 13:4), recibirá su autoridad de él, y será controlado por el orgullo del diablo (Ezequiel 28:2; Daniel 8:25).

18.    Será la cabeza del sistema inicuo de Satanás (2 Tesalonicenses 2:3), y su derecho al poder y a la deidad lo probará mediante señales que hará con el poder satánico (2 Tesalonicenses 2:11).

19.    Este gobernante se convertirá en el gran adversario de Israel (Daniel 7:21, 25; 8:24; Apocalipsis 13:7).

20.    Habrá una alianza contra él (Ezequiel 28:7; Daniel 11:40, 42) que le disputará su autoridad.

21.    En el conflicto que sigue, obtendrá el control sobre Palestina y territorios adyacentes (Daniel 11:42), y establecerá su cuartel general en Jerusalén (Daniel 11:45).

22.    Este gobernante, en el tiempo de su surgimiento al poder, será exaltado mediante la intervención de la ramera, que será un sistema religioso corrupto, que, por consiguiente, busca dominarlo (Apocalipsis 17:3).

23.    Este sistema será destruido por el gobernante, de manera que pueda gobernar sin impedimento (Apocalipsis 17:16-17).          

24.    Se convertirá en el adversario especial del Príncipe de los príncipes (Daniel 8:25), de su programa (2 Tesalonicenses 2:4; Apocalipsis 17:14), y de pueblo (Daniel 7:21, 25; 8:24; Apocalipsis 13:7).

25.    Aunque él continuará en el poder durante siete años (Daniel 9:27), su actividad satánica estará confinada a última mitad del periodo de la tribulación (Daniel 7:25; 9:27; 11:36; Apocalipsis 13:5).

26.    Su gobierno terminará mediante un juicio directo de parte de Dios (Ezequiel 28:6; Daniel 7:22, 26; 8:25; 9:27; 11:45; Apocalipsis 19:19-20). Este juicio sucederá cuando esté ocupado en una campaña militar en Palestina (Ezequiel 28:8-9; Apocalipsis 19:19), y será echado en el lago de fuego (Apocalipsis 19:20; Ezequiel 28:10).

27.    Este juicio ocurrirá a la segunda venida de Cristo (2 Tesalonicenses 2:8; Daniel 7:22), y constituirá una manifestación de su autoridad mesiánica (Apocalipsis 11:15).

28.    El reino sobre el cual había gobernado pasará a la autoridad del Mesías y llegará a ser el reino de los santos (Daniel 7:27)